miércoles, 8 de noviembre de 2017

Toda la muerte por delante


Bruno estaba charlatán. Quizá más de la cuenta. Decía llevar un tren de muerte al alcance de muy pocos, y no paraba de alardear. “Morir para ver”, repetía con alborozo cada dos por tres. Arena soportaba ese día su presencia. Y aunque paciente, acabó cansándose:
- “Te lo ruego, Bruno. Deja de contarme tu muerte”.
- “Venga, bah. A morir que son dos días”.
- “Me vivo de risa al escucharte”, replicó Arena, con enfado, tratando de cerrar la estupidez. “Llevas más de dos horas dando la tabarra. Calla de una vez”.
- “Huy. Me has dado un susto de vida”, insistió él, entre risas, forzando de nuevo la tontería”.
- “Mira, pesao. Seguro que tienes mucha muerte interior, y puede que tu proyecto mortal sea la repanocha. Es más, no dudo de que en tu otra muerte fuiste, según dices, faraón en el Antiguo Egipto. Pero de verdad, créeme, resultas cargante tirando a insoportable”.

Por primera vez en toda la tarde, Bruno cambió el semblante. Se dio cuenta de que Arena no estaba de broma:
- “Perdóname, Arena. Soy un imbécil. Cuando llegaste aquí, me comentaste que eras de Guanajuato, y que en aquella hermosa ciudad, como en el conjunto de México, el Día de Muertos adquiere una especial relevancia. De ahí mi actitud. Me he comportado como un nervioso adolescente que, ante su primera cita, aspira a impresionar a la chica de la que se ha enamorado”.
- “Ay, Bruno, Bruno. Que te hablara con entusiasmo de esa celebración no implica que haya que excederse. Y que seamos zombis no nos obliga a ser cansinos”.

Arena se frenó. Guardó silencio unos segundos, como queriendo atemperar su bronca. Enfrente se encontró a un Bruno cabizbajo repleto de arrepentimiento, y Arena no quiso cebarse:
- “Venga, venga. Te perdono. Visto lo visto, será la última vez que te hable de alguna festividad. Pasemos página. Buena gana de andar rezongando más de la cuenta. Al fin y al cabo, tenemos toda la muerte por delante”, sonrió con complicidad, estrechándole su mano con ternura.

@osanchezalonso

martes, 7 de noviembre de 2017

Educación cívica y nacionalismo



(*) Artículo publicado en Hay Derecho, 29-10-2017. Texto completo, aquí.

martes, 17 de octubre de 2017

A quien le importe la democracia, la convivencia y los valores de la Unión Europea


Esta carta se ha escrito para la comunidad académica internacional. No obstante, considero que podría interesar a cualquiera a quien le importe la democracia, la convivencia y los valores de la Unión Europea

Promovida por Fernando Savater y Maite Pagazaurtundúa, cuenta con la firma de Araceli Mangas, Adela Cortina, Carmen Iglesias, Mario Vargas Llosa, Félix Ovejero, José Luis Pardo, Félix de Azúa, Albert Boadella, Teresa Freixes, Arcadi Espada, Fernando Reinares, Manuel Montero, José Álvarez Junco, Jesús Conill, Aurelio Arteta, Francesc de Carreras, Luis Alberto de Cuencia, Andrés Trapiello… (a infinita distancia de la talla y relevancia de esos nombres, también yo me encuentro entre los firmantes). 

Se adjunta el documento: en castellano y en inglés.

martes, 29 de agosto de 2017

Un año de Lía y Luca


“A veces se la encuentra en mitad del camino de la vida, y ya todo está bien”: esos versos de Eugenio Florit explican lo que supuso, y sigue suponiendo, mi encuentro con Nuria hace ya bastantes años.

Un encuentro que se remonta a junio de 2001. Arrancábamos entonces ese viaje que supone compartir una vida. Desde entonces, lógicamente, han ocurrido muchas cosas. Ha habido múltiples motivos para sentir, disfrutar, compartir, emocionarse… y reír y llorar juntos. Hasta hubo ocasión de casarse en una Nochevieja de 2007; y mil circunstancias más que han llenado, de vida, estos años vividos.

Entre esas muchas vivencias compartidas, la llegada de Luca y Lía es, sin duda, un gran punto de inflexión. No una anécdota, sino toda una categoría: la categoría por excelencia. Por eso, con Lía y Luca creo que podríamos readaptar y completar ese mensaje con el que comenzábamos: a veces se LES encuentra en OTRA mitad del camino de la vida, y ya todo está MEJOR.

Mejor, sí. Es verdad que ya todo está más desordenado, y más manga por hombro, y más lleno de trastos, y con más jaleo. Es verdad que ya hay menos tiempo para leer y ver películas, y menos tiempo para viajar, y menos tiempo para muchas actividades que antes nos resultaban más cotidianas. Incluso es verdad que ahora hay menos tiempo para dormir. Pero cuando surge una mala noche donde se han despertado 77 veces (77 veces él, 77 veces ella… y no siempre de forma simultánea), cuando eso pasa, todo ese sueño que podamos tener al día siguiente nunca ha mermado la facultad de soñar. Bien al contrario, los causantes de ese sueño han multiplicado los sueños que puedan andar revoloteando por casa. A esos sueños, Lía y Luca les han dado otro aire, les han dado otra perspectiva, les han dado otra razón de ser.

Entre esos sueños, entre esos ojalá, enumeremos tres que, si se alcanzan, harán posible encadenar muchos más logros y conquistas:
  • en primer lugar, ojalá Lía y Luca puedan sentirse tan orgullosos de su mamá y de su papá como Nuria y yo nos sentimos de nuestras respectivas madres y nuestros respectivos padres. Con que lográsemos ser la mitad de buenos de lo que nuestras madres y nuestros padres han sido con Nuria y conmigo… creo que podríamos darnos por satisfechos;
  • en segundo lugar, ojalá Luca sea para Lía, y Lía sea para Luca, tan buen hermano, tan buena hermana, como las hermanas y hermanos que Nuria y yo tenemos y hemos tenido: Miguel Ángel, Luci, Marisol y Jose, Begoña y Julio, y Ángel Luis. Contar con hermanos así es una suerte. Te puede tocar o te puede no tocar, y nosotros hemos contado con ese privilegio, qué le vamos a hacer; y
  • en tercer lugar, ojalá Luca y Lía logren tener amigas y amigos tan fantásticos como los que también hemos logrado tener nosotros. Hoy hay aquí una pequeña, pero muy significativa, representación.  

Termino. Es de justicia agradeceros vuestra presencia en este bautizo que, a su vez, coincide con el primer cumpleaños de Lía y Luca. De manera que gracias de verdad por acudir a este bauticumple. Sabemos que, en bastantes casos, habéis tenido que viajar para estar hoy aquí: no ya sólo desde Salamanca, sino también desde Aranjuez, y desde El Tiemblo, y desde Burgos, y desde Madrid… Es muy de agradecer que hayáis hecho hueco en vuestro trabajo o en vuestras vacaciones para estar con nosotros. 

Gracias, pues, a toda esta familia y todos estos amigos que hoy nos acompañáis. Como también queremos expresar todo nuestro agradecimiento a personas muy queridas que aunque hoy no puedan acompañarnos… nos acompañan siempre. Hoy no están, pero siempre SON. Hoy no están, pero siempre VAN A SEGUIR SIENDO.  

Y gracias también a Poli: un sacerdote de una entrega y una generosidad inmensas, que desde el primer momento aceptó estar aquí y dejar otras muchas ocupaciones. Y gracias, por supuestísimo, a ese lujo de madrinas y padrinos con que contamos, con que van a contar Lía y Luca. Cuatro fueras de serie que si no existieran habría que inventarles, pero que, por fortuna, están ya inventados: Ninfa, Cecilia, Floren e Iván.

Por último, y enlazando con el inicio. Mi gratitud, mi reconocimiento, mi admiración, mi siempre… a Nuria: la hermosa mamá de esos hermosos bebés que hoy nos convocan

domingo, 7 de mayo de 2017

Día de la madre y besos de agua


Gratitud, admiración y reconocimiento a las madres. Siempre, con todo mimo y acierto, saben dejar a sus hijos el "beso de agua" en su "mejilla de noche".

PD: Ruiz Taboada, en su tuit del pasado abril, apuntó algo que bien podría extrapolarse a este #DíaDeLaMadre que hoy se ha celebrado.


viernes, 17 de marzo de 2017

Lenguaje político común




(*) Artículo publicado en Hay Derecho, 4-3-2017. Texto completo, aquí.