domingo, 21 de marzo de 2010

El onanismo político de PSOE y PP

PSOE y PP están a lo suyo desde hace tiempo. Lo suyo debería ser lo de todos: para eso son partidos políticos y, para más inri, para eso son los dos partidos mayoritarios. Sin embargo, lamentablemente, no es así. Lo suyo debería ser lo de todos; pero lo de ellos, cada vez más, tan sólo está siendo lo propio.
.
Lo de todos es el interés general. Lo de todos es intentar que la democracia en España no acabe siendo un espejismo, con más simulación que certidumbre. Lo de todos, por ejemplo, sería que el voto de cada ciudadano valga lo mismo, con independencia de la opción política a la que se le brinde, y con independencia del lugar donde se vote. Este asunto es el último en el que se han comportado con curioso sentido de Estado. Esta semana, la Subcomisión que ha estudiado en el Congreso la posible reforma de la Ley Electoral, volvía a dejar las cosas en su sitio. Se volvía a demostrar cuánto le interesa al bipartidismo la igualdad ante la ley.
.
Todo eso sería lo de todos. Como lo sería aspirar a tener unas Cajas de Ahorro que no estuvieran supeditadas a la directriz partidaria; o como lo sería contar con un Tribunal Constitucional o con un Consejo General del Poder Judicial que no estuviesen determinados por las respectivas cuotas partidistas. Si de democracia hablamos, la independencia de la Justicia y la división de poderes debieran ser -supongo- algo más que ingenuas ensoñaciones. [A este respecto, puede consultarse, en este blog, la entrada del 1 de noviembre de 2009: "Dos no razonan, cuando de la sinrazón sacan provecho"].
.
En todos estos ejemplos -entre otros-, ha existido la acción parlamentaria de UPyD, para intentar poner remedio a esos sonrojantes despropósitos democráticos. Conocida ha sido la respuesta de los grandes-grandísimos partidos. A esa tarea de saneamiento democrático que viene impulsando Rosa Díez desde su escaño, los dos partidos mayoritarios no se han sumado. En esa labor no han estado, y lo que es más triste: ni siquiera ya cabe esperarlos, porque se sabe que no van a acudir.
.
323 escaños, ahí es nada (169 PSOE, 154 PP). 323 escaños para echarse atrás cuando toca hacer Política con mayúsculas. Quien lo desee, que acuda al Diario de Sesiones del Congreso para comparar, proporcionalmente, el trabajo parlamentario de una única diputada, frente al de esos 323 diputados que integran las bancadas socialistas y populares.
.
Ellos, junto a los partidos nacionalistas que también extraen ventaja del statu quo reinante, prefieren dejar las cosas como están. Dejarlas como están es dejarlas erosionar cada vez más, y cada vez más rápido. Así, dentro de nada no estarán como están hoy... ¡Estarán aún peor! Pero eso, qué importancia puede tener para ellos, en tanto que logren conservarse/alternarse en el Poder. Orgullosísimos pueden sentirse.
.
Los Rodríguez Zapatero y los Rajoy no encuentran motivo de preocupación. Ellos, cada vez más encantados de haberse conocido, cada vez más ensimismados en su particular y obcecado ombliguismo, están a lo suyo. Y lo suyo, por desgracia, no va más allá de la autosatisfacción personal y del ególatra egotismo de sus siglas.
.
Pueden sentirse muy ufanos con su autoplacentera política onanista.
.

video

Coda 1: Incluso el Consejo de Estado ha recomendado reformar la Ley Electoral, con el propósito de traducir mejor los votos en escaños. Se pretendería así aumentar la proporcionalidad de la representación, la igualdad de los ciudadanos ante la ley, y una mayor igualdad de oportunidades entre los distintos partidos que compiten en las urnas. Para esa reforma, el propio Consejo de Estado se tomó la molestia de ofrecer distintas fórmulas... Ha dado igual. PSOE y PP han preferido desoír todo aquello que no encaja en su respectivo (equivalente) guión.

Coda 2 (por complementar y redondear las cifras del vídeo): En las elecciones generales de 2008, a PSOE y PP les salió cada escaño por 66.000 votos. Entretanto, para lograr un escaño IU necesitó 400.000 votos, y UPyD, 300.000. Dicho también de otra forma: UPyD y PNV lograron similar número de votos (UPyD, 303.535; PNV, 303.246). Difieren los escaños obtenidos: UPyD consiguió 1... el PNV, 6.

Coda 3: Desiguales somos -como los arrieritos- y en la ley del embudo nos hemos ido encontrando. Qué vergüenza.